Articulo de Opinión – La gripe H1N1: Pandemia o epidemia

h1n1En las últimas semanas nuestro país y especialmente nuestra región se han visto afectadas por una enfermedad generalizada denominada gripe A (H1N1).

Esta fue una pandemia causada por una variante del Influenzavirus A (subtipo H1N1), que surgió en el año 2009. Las denominaciones gripe A y gripe A (H1N1), usadas por numerosos medios de comunicación, pueden dar lugar a confusiones, ya que ha habido otras pandemias de gripe A (H1N1) en épocas pasadas. Por esta razón, este virus fue conocido oficialmente por la OMS como Virus H1N1/09 Pandémico, haciendo referencia al año de su aparición. Esta nueva cepa viral es conocida como gripe porcina (nombre dado inicialmente), gripe norteamericana (propuesto por la Organización Mundial de la Salud Animal) y nueva gripe (propuesto por la Unión Europea), nombres que han sido objeto de diversas controversias. El 30 de abril de 2009 la OMS decidió denominarla gripe A (H1N1). Esta es una descripción del virus: la letra A designa la familia de los virus de la gripe humana y de la de algunos animales como cerdos y aves, y las letras H y N (Hemaglutininas y Neuraminidases) corresponden a las proteínas de la superficie del virus que lo caracterizan.

El origen de la infección es una variante de la cepa H1N1, con material genético proveniente de una cepa aviaria, dos cepas porcinas y una humana que sufrió una mutación y dio un salto entre especies (o heterocontagio) de los cerdos a los humanos, para después permitir el contagio de persona a persona.

El 11 de junio de 2009 la OMS la clasificó como de nivel de alerta seis; es decir, “pandemia en curso”. Para poder clasificar una enfermedad a dicho nivel, debe verse involucrada la aparición de brotes comunitarios (ocasionados localmente sin la presencia de una persona infectada proveniente de la región del brote inicial). Sin embargo, ese nivel de alerta no define la gravedad de la enfermedad producida por el virus, sino su extensión geográfica.

El 10 de agosto de 2010 la OMS anunció el fin de la pandemia, 14 meses después y luego de haberle dado la vuelta al mundo. La pandemia tuvo una mortalidad baja, en contraste con su amplia distribución, dejando tras de sí unas 19.000 víctimas.

Los síntomas de este virus en las personas son similares a los síntomas de la influenza o gripe estacional. Incluyen fiebre muy alta (38° y 40°), tos seca recurrente, dolor de garganta, moqueo o secreción nasal, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos, fatiga, dolor en los ojos, pérdida del apetito, problemas para respirar como falta de aliento. Una cantidad significativa de personas infectadas por este virus también ha informado tener vómito y diarrea.La neumonía, bronquitis, sinusitis e infecciones del oído son tres ejemplos de complicaciones de la influenza.

Para prevenir esta gripe se recomendaron varias medidas:

  • El Ministerio de Salud aconsejó el lavado de manos, ventilación de ambientes, vacunarse como prevención y no automedicarse ante síntomas de gripe.
  • Evitar el contacto directo con las personas enfermas o que tengan fiebre y tos.
  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón entre 10 y 20 segundos de manera frecuente. Lavarse también entre los dedos, y por último el pulso o la muñeca. Como alternativa, puede usar alcohol en gel o líquido para desinfectar.
  • Tratar de no tocarse la boca, nariz y ojos.
  • Ventilar los lugares habitados.
  • Taparse la boca y la nariz al estornudar o toser con un pañuelo descartable o, si no tuviera, con el pliegue del codo.
  • Usar mascarillas o barbijos (recomendable solamente en ambientes públicos o en cercanía a contagiados), recordando que tienen un determinado tiempo de uso.
  • Evitar los besos y dar la mano al saludarse. Además, evitar contactos muy cercanos, tales como compartir vasos, cubiertos y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva o secreciones.

El tratamiento frente a esta enfermedad se fundamenta en dos tipos:

Vacuna.- La OMS ratificó que la vacuna es segura. Esta protege contra virus Influenza B, AH3N2 y AH1N1. Deben recibirla los ancianos, menores de 5 años, niños con Síndrome de Down, diabéticos, obesos, hipertensos, enfermos pulmonares crónicos o cardiovasculares; pero si sospecha embarazo, no se vacune (el MINSA indica que a partir del cuarto mes, sí se puede porque el feto ya se formó y no se afectará). La mejor manera de prevenir la influenza, es vacunándose todos los años.

Antivíricos.- Respecto al tratamiento con antivíricos, la OMS ha indicado la utilidad de Zanamivir (en inhalación) y Oseltamivir (tratamiento oral) como tratamiento efectivo, considerándose que el caso resistente a este último “es aislado” y “sin implicaciones para la salud pública”. Por otro lado, el virus se ha mostrado como resistente a los inhibidores como la Amantadina y Rimantadina.

En todo el país ya suman 1064 casos y 61fallecidos por esta enfermedad. En nuestra región dentro de los seis fallecidos se encuentra el primer caso de la variante AH3N2 en la provincia de Chincha.El Instituto Nacional de Salud confirmó que un hombre de 58 años que padecía de diabetes crónica y neumonía, murió por causa de esta enfermedad. El deceso se produjo en el Hospital San José, los resultados de los exámenes recién fueron conocidos posteriormente.En este nosocomio hay otros dos casos confirmados de la gripe AH3N2, que los médicos están tratando de controlar, además de 65 casos de AH1N1.

La influenza estacionaria AH3N2 es una mutación de la cepa AH1N1, esta enfermedad respiratoria es contagiosa y se presenta como una simple gripe; sin embargo, ello puede derivar a algo leve y sin complicación, pero también te puede conducir a la muerte.

Los síntomas de la enfermedad son fiebre sostenida por encima de los 38°, tos intensa, fuerte dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, falta de apetito, congestionamiento nasal y malestar general. Esta cepa de la gripe no es motivo de preocupación siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias.

Frente a este panorama debemos ser reflexivos y muy responsables tomando en cuenta todas las recomendaciones dadas y teniendo especial cuidado por los más pequeños y ancianos. Que la indiferencia e insensibilidad no generen un mayor número de infectados o fallecidos, la solución y prevención estará en nuestros actos y además también llamamos a la premura y compromiso a todas las autoridades de salud y de otras índoles para unir esfuerzos y superar estos estragos, además que gestionen ante el gobierno los medios y tratamientos preventivos urgentes para la protección de toda la comunidad especialmente la de bajos recursos.

Víctor Raúl García Salazar

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.

Powered by WordPress | Visit www.iFreeCellPhones.com for Free Cell Phones. | Thanks to Palm Pre Blog, Find Best CD Rates and Fat burning furnace